Skip to content

Ayer martes 12 de enero vivimos una jornada de ajetreo. Uno por uno, usuarios y trabajadores, fuimos pasando por la sala habilitada para ponernos la vacuna contra la Covid-19. Con una mezcla extraña de curiosidad, nervios y agradecimiento el procedimiento fue rápido sin ningún contratiempo. Ahora a esperar a las segunda dosis en tres semanas.

Desde estas líneas agradecemos a la Unidad de Salud Pública su atención a lo largo de toda la pandemia y animamos también al resto de la población a que se vacune para poder crear la inmunidad necesaria para poder volver a la ansiada normalidad.

Volver arriba